El proyecto

A partir de un proyecto gestado en 2006 en el que se iniciaron actividades de desbroce y restauración, el Bosque de Ébano se abrió al acceso público en 2017 con la misión de salvar varias de las especies endémicas y autóctonas de fauna y flora en peligro de extinción de Mauricio. Esto se consigue mediante la restauración de un entorno viable, la reintroducción de especies, así como la sensibilización y la educación.

El lugar

Junto al sitio de tierras coloreadas de Chamarel, el Bosque de Ébano es un parque de propiedad privada que realiza actividades de ecoturismo en aras de la conservación y restauración de la biodiversidad mauriciana.

El enfoque

Efectivamente, el Bosque de Ébano es una historia de éxito. Desde 2006, 2 especies de aves endémicas en peligro crítico de extinción, así como 140 especies de plantas endémicas y autóctonas, han encontrado refugio con un total de más de 141.000 plantas plantadas en una superficie de 16 hectáreas.

Las excursiones y actividades

Las actividades se desarrollan en torno a la visita al bosque, concretamente a lo largo de los senderos elevados para observar y disfrutar de la fauna endémica y de las maravillosas vistas.
– Visitas privadas,
– Caminatas guiadas,
– Caminatas gratuitas,
– Subida al “Piton Canot” (1h00; dificultad media),
– Puesta de sol desde un sublime mirador (incluye bebidas y aperitivos),
– Observación de aves,
– Plante un árbol (y compense parte de su crédito de carbono),

Para los más tranquilos: – Puede reservar una visita guiada en uno de nuestros 4X4 (según disponibilidad), visitar el museo y disfrutar del restaurante.

A través de una inmersión accesible en la vida silvestre, inspire a sus hijos a aprender y brillar a través de experiencias auténticas en la naturaleza, convirtiéndose en ciudadanos globales activos para un futuro sostenible.



    Chamarel

    Visita a

    Senderismo

    Observación de aves

    Restaurante

    Otras experiencias

    El proyecto

    A partir de un proyecto gestado en 2006 en el que se iniciaron actividades de desbroce y restauración, el Bosque de Ébano se abrió al acceso público en 2017 con la misión de salvar varias de las especies endémicas y autóctonas de fauna y flora en peligro de extinción de Mauricio. Esto se consigue mediante la restauración de un entorno viable, la reintroducción de especies, así como la sensibilización y la educación.

    El lugar

    Junto al sitio de tierras coloreadas de Chamarel, el Bosque de Ébano es un parque de propiedad privada que realiza actividades de ecoturismo en aras de la conservación y restauración de la biodiversidad mauriciana.

    El enfoque

    Efectivamente, el Bosque de Ébano es una historia de éxito. Desde 2006, 2 especies de aves endémicas en peligro crítico de extinción, así como 140 especies de plantas endémicas y autóctonas, han encontrado refugio con un total de más de 141.000 plantas plantadas en una superficie de 16 hectáreas.

    Las excursiones y actividades

    Las actividades se desarrollan en torno a la visita al bosque, concretamente a lo largo de los senderos elevados para observar y disfrutar de la fauna endémica y de las maravillosas vistas.
    – Visitas privadas,
    – Caminatas guiadas,
    – Caminatas gratuitas,
    – Subida al “Piton Canot” (1h00; dificultad media),
    – Puesta de sol desde un sublime mirador (incluye bebidas y aperitivos),
    – Observación de aves,
    – Plante un árbol (y compense parte de su crédito de carbono),

    Para los más tranquilos: – Puede reservar una visita guiada en uno de nuestros 4X4 (según disponibilidad), visitar el museo y disfrutar del restaurante.

    A través de una inmersión accesible en la vida silvestre, inspire a sus hijos a aprender y brillar a través de experiencias auténticas en la naturaleza, convirtiéndose en ciudadanos globales activos para un futuro sostenible.

    Otras experiencias